PROCESO DE TRABAJO EN LA FOTOGRAFIA DE MINOR WHITE

 

 

 

Como parte del trabajo práctico en el proceso fotográfico, la formulación del lenguaje de la imágen se puede considerar como una parte técnica importante mucho más alla de todo aquello relativo a la parte química con la que esta ligada la imágen. Es importante que el artista sea conciente de su forma de trabajo por que de ello depende el entendimiento y la absorción de la imágen por el espectador.

Minor White desarrollo un metodo propio de trabajo que le ayudo a componer y a entender las imágenes que observaba en la naturaleza, les daba vida propia convirtiendolas en equivalentes de su propia naturaleza. Su compromiso como artista era hacer visible lo invisible resaltando el elemento escencial de la imágen para que esta fuese auténtica. La metamorfósis de los elementos naturales, con la luz erosionaban las formas de aquel segmento de palabras visuales mostradas en el paisaje fusionado. Al igual que  Alfred Stieglitz, White tenia presente en sus imágenes el concepto de equivalencia. Este lo realizaba en función de su experiencia con el panorama a fotografiar, no por el objeto mismo.

La formulación de equivalencias del fotógrafo se basaba en tres principios fundamentales: espacio, forma y movimiento. El espacio es el campo en que fluyen todos los significados, por ello hay que trabajarlo de una forma clara para que pueda ser entendido por el espectador. Primero el artista debe sentir la naturaleza como si fuese el mismo, depurándolo de todo aquello que se considere conflictivo. Esto se hace conociendo plenamente el paisaje, sintiéndolo y viviéndolo. Se observa detenidamente lo que esta presente ante los ojos abriendo a su vez el yo creador. Se visita el paisaje una y otra vez hasta que se convierta en algo familiar. Resaltan las formas del panorama, se activa el inconsiente, fluyen todas aquellas viviencias que se guardan de un momento particular de la vida, se encadenan las ideas luego el sonido del click mecánico da la señal. Se concretan las ideas y se forma la imágen. Al igual que el microscopio hace visible lo invisible, las formas propias del paisaje son ampliadas en su escencia máxima, suprimiendo la indiferencia de su forma genérica. Cada elemento tiene su carácter y su forma de comunicación.

La visión del movimiento en una fotografía puede ser uno en las formas visuales formales del objeto que recuerda el sentido táctil del individuo o bien un movimiento en las ideas provocadas por la imagen. Este conglomerado activo de las ideas es todo aquello que durante la observación pueda ser el resultado de una escena próxima a la que este observando el espectador. Cuando se contempla el espacio fotografiado el espectador puede imaginar lo que probablemente estuvo ocurriendo alrededor del paisaje en el momento en que fué captado incluyendo todas aquellas sensaciones que el autor estuvo experimentando.

White solía decir que con el movimiento se podían compartir los sentimientos mas profundos del alma. Como si se encendiese una llama de luz en el interior que mostrase el “todo” con la mayor fidelidad posible. Dependiendo de la manera en que esa energía fluya, es la manera en que se puede captar la atención de los demás.

 

*******

 

De que va todo esto… ?

La fotografía tambien es parte de mi vida, desde hace algun tiempo

estaba considerando llevar un segundo blog sobre fotografía,

pero son muchas las responsabilidades y poco el tiempo asi que de vez

en cuando arrojare imágenes o algún escrito sobre el tema.

Este me ha tomado algún tiempo, espero que lo disfruten.

 

Creado por:

Yani de A. Pagan-Ferrer