El Dia Que Ofelia Partio

Ofelia toco a la puerta, no hubo contestacion pero podia escuchar sonidos dentro de la casa. Sintio una gota de agua en su cabeza, se paso su mano derecha por su cabello para secarse, simultaneamente, con la mano izquierda agarraba uno de los extremos de su traje y se sento en las escaleras cuidandose de que nadie viera mas alla de sus ropas. Espero sentada sin prisas mientras pensaba en la temporalidad de las cosas que veia en la acera de enfrente… Espero a que salgas – se dijo-

Pasaron las horas, el  cielo se fue tornando  naranja, tomo su bolso, busco una hoja de papel,  lapiz y escribio una nota,  balbuceando: “No hay nadie en la casa, no hay mas sonidos”. Se levanto ascendio dos escalones, se recosto en la puerta, la acaricio, aspiro profundamente para sentir el olor de la madera. Doblo la hoja de papel en dos partes perfectas y deslizo la nota por debajo de la puerta.

” Estuve aqui, es hora de partir”

 

Ofelia se fue con la lluvia.

Anuncios

9 comentarios

  1. Acabo de descubrir tu blog y me ha parecido muy interesante. Este relato es sencillamente genial. Volveré a visitarlo.

    Un saludo

  2. Gracias!

    Me alegro que te haya gustado, espero luego volver a verte por aqui.

    Saludos,

    Etereal

  3. Me gusta cuando los relatos son como cotidianos, pero se huele un trasfondo.
    No sé si estaré oliendo mal o si tendré un tumor cerebral que me hace pensar eso. Pero nuevamente pienso que interpreté este relato de otra manera… me gusta como relataste el que la gente muere realmente cuando ya no piensas en ella.
    Por alguna razón, hace tiempo estuve pensando en el por qué busco crear algo… supongo que busco trascendencia… y presumo que si lo logro, pasaré vagando por ahí, siendo ya un alma en pena.

    Saludos!

  4. Esta historia que describes me recuerda un suceso de mi vida hace algunos años. Yo subí las escalas, toqué la puerta, no había nadie, me senté en las escalas a esperar. Se hizo de noche y noté como la luz de afuera que antes era azul, se tornó amarillosa y formaba una hermosa penumbra en la parte de andentro. Me levanté cuando mis posaderas comenzaron a doler, saqué una hojita, escribí algo con lápiz y la deslicé bajo la puerta. Ofelia ya se había ido.

    Un abrazo, fantástica tu historia, más real no puedo haber sido.

  5. Ofelia se pasaba de vez en cuando por mi cabeza pero ayer decidi liberarla y dejarla ir hasta las escaleras para ver lo que haria.

    Wn Feliz creo que es cierto lo que dices, puede que la olvidaran a ella por eso se fue o tal vez ella decidio olvidar… rayos de todas formas Ofelia muere , claro tomando como cierto lo que dices. Hay una pelicula que te debes ver ya que te gusta cine.

    “The Eternal Sunshine Of The Spotless Mind ”

    Que habla sobre los recuerdos, como “mueren” las personas cuando son olvidadas pero tambien esta el toque de esperanza, siempre hay salvacion y quedan recuerdos tan fuertes y profundos que hacen resucitar a la gente una y otra vez.

    Marcela me hicistes sonreir, parecieras que fueras tu la del cuento. Y hchale el ojo tambien a la pelicula seguro que te gustara.

    Un abrazo a los dos!

  6. Me remontas al pasado…. casualmente esa noche me marché medio triste porque nadie abrió la puerta, porque se hizo de noche y sólo hubo rastros de mi precencia por aquella nota. Semanas después me vi la peli en cine y escribí un híbrido entre crítica, ensayo y carta de amor de 6 páginas o más y se l ahice llegar a esa persona cuya puerta no vi abrirse aquella noche… días después estaba yo sumida en un eterno resplandor de una mente sin recuerdos.

    De todos los ensayos sobre películas que he escrito ese pudo haber sido el mejor, de lo que me arrepiento fue de no haber guardado una copia. La peli la conservo y me la veo de vez en cuando…

    Eloisa to Abelard

    How happy is the blameless vestal’s lot!
    The world forgetting, by the world forgot.
    Eternal sunshine of the spotless mind!
    Each pray’r accepted, and each wish resign’d;
    Labour and rest, that equal periods keep;
    “Obedient slumbers that can wake and weep;”
    Desires compos’d, affections ever ev’n,
    Tears that delight, and sighs that waft to Heav’n.
    Grace shines around her with serenest beams,
    And whisp’ring angels prompt her golden dreams.
    For her th’ unfading rose of Eden blooms,
    And wings of seraphs shed divine perfumes,
    For her the Spouse prepares the bridal ring,
    For her white virgins hymeneals sing,
    To sounds of heav’nly harps she dies away,
    And melts in visions of eternal day.

    Hoy es una buena noche para recordar sin tristeza ni melancolía las locuras de amor del pasado.

    Un abrazo!!!

    P.D. Ya te creo que tenemos mucho en común!!!

  7. Ese fragmento en la pelicula me dejo con como un niña frente al cristal de un coche viendo un “circo” pasar. En la segunda vuelta de la pelicula repeti al menos 3 veces esa parte.

    Que gusto que la estes pasando bien, ya vi que tienes una copa de vino, tus sandalias y el traje rojo mirando desde lejos la tormenta que nadie quiere pero que tu deseas.

    Brindo por ti y por todas las historias!

  8. ofelia, gran nombre…
    tiene algo de nostalgico,
    suena un poco a “la que no es feliz”

    y el relato tiene algo de eso…

  9. Si es nostalgico.
    Ofelia se negaba a olvidar y ser olvidada. Al menos eso creo…eso solo lo sabe Ofelia…

    Gracias por comentar Fran, un gusto tenerte por aqui nuevamente.

    Un abrazo!


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s